modernismo

http://es.wikipedia.org/wiki/Modernismo_%28literatura_en_espa%C3%B1ol%29

Características
del modernismo

El Modernismo es objeto de distintas interpretaciones, con
estas dos posturas fundamentales:

  • La más restrictiva lo considera un movimiento literario bien
    definido que se desarrolló entre 1887 y 1915.
  • La más amplia considera que el modernismo no es sólo un movimiento
    literario sino toda una época y la actitud que le sirvió de base.

Conciliando ambas, cabría definir el modernismo literario como
un movimiento de ruptura con la estética vigente que se inicia en torno
a 1880 y cuyo desarrollo fundamental alcanza hasta la Primera Guerra Mundial Tal ruptura
se enlaza con la amplia crisis espiritual de fin de siglo.

El modernismo hispánico es una síntesis del Parnasianismo
y del Simbolismo: de los primeros toma la concepción de
la poesía como bloque marmóreo, con el anhelo de perfección formal, los
temas exóticos, y los valores sensoriales; de los segundos la
concepción de que el arte debe sugerir, y la búsqueda de efectos
rítmicos dentro de una variada musicalidad. Las principales
características del modernismo son:

  • El rechazo de la realidad cotidiana, ante la cual el escritor puede
    huir en el tiempo (evocando épocas pasadas y mejores) o en el espacio
    (muchos de los poemas se desarrollan en lugares exóticos y lejanos).
  • Una actitud aristocratizante y cierto preciosismo
    en el estilo, así como la búsqueda de la perfección formal (de
    inspiración parnasiana) que se aprecia no sin cierto individualismo.
  • La búsqueda de la belleza se consigue a través de imágenes muy
    plásticas y acercamiento a las artes, de una adjetivación con predominio
    del color y con imágenes relacionadas a todos los sentidos, así como
    con la musicalidad que produce el abuso de la aliteración,
    los ritmos marcados y la utilización de la sinestesia
    (influencias del simbolismo).
  • Tanto la fidelidad a las grandes estrofas clásicas como las
    variaciones sobre los moldes métricos, utilizando versos medievales como
    el alejandrino, el dodecasílabo y el eneasílabo;
    con aportes de nuevas variantes al soneto.
  • Una renovación léxica con el uso de helenismos,
    cultismos
    y galicismos,
    que no buscaba tanto la precisión como el prestigio o la rareza del
    vocablo.
  • El deseo innovador que aspiraba a la perfección que apreciaban en la
    literatura europea.
  • La adaptación de la métrica
    castellana a la latina.
  • El culto a la perfección formal, con poesía serena y equilibrada.

 Temas del modernismo

La temática modernista revela, por una parte, un anhelo de recreación
de armonía frente a un mundo inarmónico, y así un ansia de plenitud y
perfección; y, por otra parte, una búsqueda de raíces en la crisis que
produjo un sentimiento de desarraigo en el escritor, quien se presenta
como guía capaz de mostrarle al hombre común los valores verdaderos. Los
temas tratados son muy variados, pero estos son algunos de los más
recurrentes:

  • La desazón típica del
    romanticismo: el hastío de la vida y una profunda tristeza, junto a la
    melancolía y la angustia.
  • Búsqueda de la soledad y rechazo de una sociedad.
  • El escapismo, evasión de la realidad del tiempo y del espacio.
  • El amor
    y el erotismo, con cierta idealización del amor y de la mujer. El tema
    del amor imposible se presenta con diferencias respecto al ideal
    romántico. Hay un contraste entre el profundo y delicado amor y un
    intenso erotismo.
  • El cosmopolitismo muestra el anhelo de distinto y aristocrático. Los
    modernistas demostraban mucha devoción por París.
  • Los temas americanos, en especial los temas indígenas, muchas veces
    con una defensa del indígena.
  • Lo hispano como antecedente histórico valioso que otorga una
    armonía frente al mundo inarmónico.

 Raíces del
modernismo

Tradicionalmente se ha asociado su comienzo a la publicación, en 1888, de Azul…,
de Rubén Darío, a causa de la innegable repercusión
del libro en la literatura de Hispanoamérica.

El término modernismo designaba cierta corriente heterodoxa
de renovación religiosa, y se aplicó en el campo de las artes a
tendencias surgidas en los últimos veinte años del siglo XIX. Sus rasgos
más comunes eran un marcado anticonformismo y un esfuerzo de
renovación. En su origen el apodo de “modernistas“ era utilizado con
un matiz despectivo. Hacia 1890, Rubén Darío y otros asumen tal
designación con insolente orgullo; a partir de entonces el término modernismo
fue perdiendo valor peyorativo.

En ciertos aspectos su eco se percibe en movimientos y en corrientes
posteriores. Principales
autores modernistas

El Modernismo cuenta con un elevado número de escritores en América.
Algunos han tenido verdadera repercusión internacional y otros han
quedado reducidos al ámbito nacional. Un aspecto común fueron los viajes
que hicieron, bien por trabajo (muchos fueron diplomáticos), bien por
ampliar sus conocimientos y conocer a otros escritores. Darío es, sin
lugar a dudas, el más influyente, pero también hay otros que entablaron
relaciones con escritores españoles.

Algunos autores que participaron de una estética semejante y
publicaron en la primera mitad de la década de 1880, como José Martí, Julián del Casal, Manuel Gutiérrez Nájera, Salvador Díaz Mirón, Enrique Gómez Carrillo, Manuel González Prada, José Asunción Silva y Salvador Rueda fueron considerados precursores del
modernismo
. La crítica actual los considera autores plenamente
modernistas.

[editar] Escritores argentinos

Leopoldo Lugones en 1922 (Caras y Caretas).

Artículo principal: Leopoldo Lugones

Leopoldo Lugones (Córdoba, 1874 – Buenos
Aires
, 1938)
fue poeta, ensayista, político y periodista. De pequeño se mudó con su
familia a Ojo de Agua, en Santiago del Estero, y más tarde estudió el bachillerato
en Córdoba. Posteriormente se trasladó a Buenos Aires y viajó a Europa. Se
suicidó, quizá por su inestabilidad ideológica. Fue fuertemente
influido por el simbolismo en Las montañas del oro (1897), y en Crepúsculo
del jardín
(1905).

Artículo principal: Enrique Larreta

Enrique Larreta (Buenos Aires, 18751961)
perteneció a una familia adinerada y contrajo matrimonio con una mujer
de familia aristocrática. Estudió Derecho y
trabajó como embajador. Vivió en Biarritz y en Ávila.
Era una gran admirador de Unamuno y del Siglo
de Oro
. Fue miembro de la Real Academia Española y de la Academia
Argentina de la Historia. Su primera publicación fue Artemis
(1896), pero su obra más importante es La Gloria de don Ramiro
(1908).

Artículo principal: Ricardo Jaimes Freyre

Ricardo Jaimes Freyre (Tacna, 18681933) fue un
escritor y diplomático bolivianoargentino.
Era hijo de Julio Lucas Jaimes y Carolina Freyre, escritores. Fue amigo
de Rubén Darío, con quien fundó la Revista de América en 1899 en
Buenos Aires, donde conoció a Lugones. Trabajó en una larga lista de
instituciones. Fue profesor de psicología, literatura perceptiva y lógica
y fue miembro de la Academia Argentina de Letras.
En 1921 fue nombrado ministro de Instrucción Pública, de Agricultura y
de Guerra en Bolivia. Trabajó como embajador en varios países. Su poesía
es preciosista y muy meditada, entre sus obras es importante Leyes
de la versificación castellana
(1907).


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: